Solideo

25+1 trucos rápidos que harán que tu hogar sea más ecológico desde hoy

 

En algún lugar entre California y Hawai, hay una isla de plástico flotante que ahora es el doble del tamaño de Texas. El nivel del mar está subiendo, y el clima está constantemente fuera de control. Puede parecer una situación insuperable, algo que es mejor dejar en manos de nuestros legisladores y políticos, pero en realidad todos podemos poner nuestro granito de arena y, con pequeños gestos y nuevos hábitos, podemos marcar la diferencia. Solideo es una empresa que se dedica a la instalación de sistemas de energía verde y autoconsumo. Pero, en este artículo, no hablaremos ni de instalaciones ni de grandes inversiones: Presentamos en este artículo 26 pequeñas cosas que puede hacer esta noche, mañana o este fin de semana para hacer de tu hogar un lugar más ecológico.

  1. Cambia las bombillas de incandescencia a tecnología LED. Haz un repaso de las bombillas de incandescencia que aun tiene en su casa y planifique su sustitución. Si vive en una comunidad de vecinos y en sus zonas comunes aun utilizan bombillas, hable con sus vecinos y su administrador de la finca, para dar el salto a la tecnología LED, sobretodo en las zonas comunes donde la luz está encendida las 24 horas del día.
  1. Usa más trapos y reduce el papel de cocina. Corta ropa vieja para hacer trapos (¡como hacían nuestras abuelas!): le daremos una segunda vida a nuestra ropa. Cuando laves los trapos en la lavadora, asegúrate que esta está bien llena.
  1. Espacio entre pared y techo del frigorífico. Asegúrate de dejar toda la distancia posible entre la pared y la nevera, dejándola lo más lejos posible de la pared. La circulación de aire por la parte posterior de la nevera, ayuda a su eficiencia, sobre todo en verano. Mantener los tubos posteriores de gas limpios de polvo y programar una temperatura adecuada, ayudará también a reducir el gasto eléctrico de este electrodoméstico. ¿Seguro que no puede subir un grado la temperatura de su congelador?
  1. Limpieza del filtro de la secadora. ¡Te sorprenderá lo que sale de él! Con el filtro limpio este dispositivo funcionará de manera más eficiente.
  1. Minimiza el uso de la secadora secando al aire en tendedero. En este sentido, buscar el lugar adecuado dentro o fuera de casa para secar la ropa (donde más horas de Sol tengamos y al Sud), será en la mayoría de veces, la mejor de la soluciones para motivarnos en colgar la ropa. A parte de reducir el gasto de electricidad, tu ropa durará muchos más.
  1. Darle una segunda vida a muebles y otros equipos de nuestra vivienda. Antes de tirar un mueble, utensilio, electrodoméstico, ropa, etc., piensa si hay alguien que le pueda interesar adquirirlo de segunda mano. Aunque no represente un beneficio económico para ti (¡lo puedes regalar antes de tirar!), le estás dando una segunda vida aquello que se iba a convertir en chatarra. Aprovechemos las plataformas digital de Internet de mercado de segunda mano para este cometido.
  1. Revisa el aislamiento de las ventanas y planifica una pequeña inversión anual en su renovación en caso de que no tengas un buen aislamiento térmico. Mientras tanto, hay cortinas y persianas que pueden ayudar a generar el aislamiento térmico que no tienen las ventanas.
  1. Modera la temperatura del agua cuando laves la ropa en la lavadora. Una temperatura de 20ºC o 30ºC puede ser más que suficiente para la mayoría de lavados, la ropa se arruga y encoge menos.
  1. Consiga regletas eléctricas con sistema de desconexión eléctrica general y apágalo todo cuando hayas terminado de usar los elementos que están enchufados. Todo, desde televisores hasta cargadores de teléfonos, pueden actuar como “electrodomésticos vampiro”, absorbiendo energía mientras no están en uso. Para estancias fuera de casa largas, no olvides en desconectar el router/modem de tu casa para suprimir la energía de tu red Wi-Fi.
  1. Pon plantas y pequeños árboles de interior en tu casa y convierte algo de ese CO2 en O2. ¡Ah! Y riéguela con agua usada. Por ejemplo: el agua en la que lavas las verduras o el agua de lluvia que puedes acumular sacando un cubo los días que llueve.
pexels-markus-spiske-2990610
  1. Utiliza agua filtrada de casa para minimizar el uso de envases de garrafas o botellas de agua. A día de hoy, hay filtros de agua del grifo muy económicos, incluso para jarras.
  1. Encuentra el espacio en casa para reciclar. Sobre todo la parte orgánica y los envases. Intentar comprar minimizando los envases ayudará a reducir el espacio necesario para la basura doméstica.
  1. Evita el ascensor. Si vives en un bloque de pisos, usa las escaleras. A parte de hacer algo de ejercicio, reducirás el consumo y necesidades de mantenimiento del ascensor.
  1. Llena completamente tu lavavajillas antes de ponerlo en marcha. Y prográmalo para que empieza durante la noche, cuando hay menos demanda de electricidad. También puede programar la lavadora para que empiece antes que se levante y, en donde, la demanada de electricidad, aun es muy baja.
  1. Utilice termostatos inteligentes para su calefacción y que pueda activarlos de forma remota mediante una aplicación de móvil. Cuando no estés en casa, baja la temperatura por debajo de la zona de confort y no la subas hasta que estés de camino a casa.
  1. Revisa las alcachofas de las duchas de tu casa y utiliza su modo de funcionamiento de agua más fina.
  1. Cambia todas las facturas y cartas del banco a notificación on-line. Recibirás menos cartas y por tanto, gastarás menos papel. Si tienes un amigo ingeniero o conocedor de las tarifas eléctricas, siéntate con él y optimiza tu tarifa eléctrica. Por experiencia, en Solideo nunca hemos visto una factura no optimizada que no se puede optimizar para pagar menos.
  1. Utiliza servilletas de tela.
  1. Arregla cualquier grifo o cisterna que gotee.
  1. Planta hierbas esta primavera. No es necesario comprar perejil o menta envasado del supermercado que tuvo que ser transportado 300 Km cuando puedes cortar algunas ramitas en el patio trasero.
  1. Pide para tu cumpleaños una cafetera decente. Si las cosas que preparas en casa son realmente deliciosas, no tendrás la tentación de comprarlas en la cafetería (con su vaso de papel y tapa de plástico para llevar incluidos).
  1. Deja de usar el horno para hacer tostadas. Después de la cafetera, para tu próximo cumpleaños, pide una tostadora.
  1. Utiliza envoltorios reutilizables para el desayuno, como tuppers o envases similares.
  1. Busca el sitio de tu casa donde mejor temperatura haga (calor en invierno, frío en verano) e instala allí tu zona de teletrabajo. El teletrabajo implica muchas horas al día y el gasto en calefacción puede variar mucho si haces esta elección inteligente.
  1. Maximiza el transporte público y privado que no contamine con aire sucio a tu ciudad, para salir y llegar a tu casa.
  1. Enseña todos estos hábitos a todos los componentes de tu núcleo familiar, sobre todo a los más pequeños de la casa. Ellos no deben cometer los mismos errores que hemos cometido nosotros.
En SOLIDEO utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y personalizar y analizar su navegación. Puede autorizar o rechazar el uso de cookies pulsando los botones ACEPTAR o RECHAZAR según considere oportuno.   
Privacidad
Abrir chat