El autoconsumo basado en el aprovechamiento de la energía de Sol es una de las mejores herramientas para combatir la emergencia climática en Europa

10.12.2019

Este pasado jueves día 28 de noviembre, el Parlamento Europeo ha aprobado por 429 votos a favor, 225 en contra y 19 abstenciones una resolución en la que señala que el planeta vive una "emergencia climática". La declaración pretende convertirse en una alarma a la clases política europea para que multipliquen los esfuerzos para frenar, de una vez por todas, el calentamiento global.

Sin lugar a dudas, una de las herramientas más eficaces para luchar contra la emergencia climática es el uso de energías limpias y renovables y, dentro de este tipo de energías, la del Sol es sin duda, una de las más relevantes . El autoconsumo fotovoltaico, por su reducción de costes de los últimos años que lo convierte en una solución asequible, su aproximación "kilómetro 0" donde se genera la energía en el mismo lugar donde se consume, sus bonificaciones fiscales y su huella neutra a la ecología desde la fabricación hasta el reciclaje de sus equipos con una duración de más de 25 años de vida, se ha convertido en una de las soluciones reales y aplicables a día de hoy en la lucha contra el cambio climático .

La descentralización energética, su democratización en la generación y su independencia frente combustibles fósiles debe ser los puntales de la transición energética de la que tanto se habla y debe permitir abordar la gran crisis climática que estar viviendo nuestra generación.