Cuánto puedo ahorrar con las placas solares

05.05.2020

Ahora, más que nunca, y posiblemente a consecuencia de la crisis en la que nos veremos inmersos a raíz del coronavirus, cuando llegue el momento de pagar la factura de la luz va a ser un momento temido. Porque ahora más que nunca, todos vamos a querer buscar la manera de ahorrar y de no pagar tanto a final de mes. Y es que, los recibos de las compañías eléctricas son uno de los gastos que menos solemos controlar y que más daño hacen al bolsillo. De hecho, siempre buscamos maneras de ahorrar energia en casa, y nunca sabemos por dónde empezar. Quizás sea, por tanto, el momento de pasar a la acción y de optar por el autoconsumo energético, por la generación de energía limpia mediante la instalación de paneles fotovoltaicos en tu vivienda.

Has oído hablar de ellos, llevas tiempo pensando en ellos como fórmula para ahorrar en la factura de la luz, pero no tienes claro si realmente conseguirás ahorrar o por lo contrario será un gasto inútil. Si sigues leyendo descubrirás que realmente si apuestas por los paneles de energía solar fotovoltaica apuestas por el ahorro. Su coste, lo que nos van a costar, no es tanto como puede parecer, puesto que el ahorro lo vamos a notar en la factura de la luz desde el primer mes.

Para saber cuánto cuesta una instalación de placas de energía solar fotovoltaica para una vivienda unifamiliar, debemos calcular que puede rondar entre 0.8€ y 1,4 euros por kWh de consumo anual. Esto supone que, para una vivienda con un consumo anual de 6.000 kWh al año, el precio de la instalación rondará entre los 4.000 euros y 7.000 euros. Pero esta inversión puede quedar amortizada en poco tiempo, de hecho, se calcula que en unos 6-8 años queda ya más que amortizada. Además, en Solideo te recordamos que también puedes ahorrar haciendo un buen uso de la energía, porque con pequeños gestos se puede conseguir un importante ahorro en la factura de la luz.

Existen ahora muchos sistemas, además, para calcular si tu vivienda y zona geográfica es apta para el autoconsumo, el coste aproximado de la instalación solar o el potencial de ahorro. Mediante herramientas como las calculadoras de autoconsumo lograrás en pocos minutos saber qué te costará y qué te ahorrarás. 

La factura de la luz

Pero para saber dónde, cómo y cuánto podemos ahorrar, empecemos sabiendo qué es lo que pagamos exactamente en cada factura de electricidad contratada. Generalmente, la factura eléctrica llega con cinco conceptos:

  • Importe por potencia contratada: depende de la potencia contratada y del periodo de facturación (un mes, un trimestre, ...).
  • Importe por energía consumida: contabiliza únicamente la energía que hayamos consumido de la red eléctrica durante el periodo de facturación.
  • Impuesto eléctrico: se aplica sobre los dos anteriores conceptos, es de un 5,11% aproximadamente.
  • Alquiler de equipos de medida: depende de la potencia contratada, el tipo de instalación (monofásica o trifásica) y del periodo de facturación.
  • Impuesto sobre el valor añadido (IVA), que es de un 21%.

Con una instalación de placas de energía solar de autoconsumo fotovoltaico se pueden reducir los importes por energía consumida y de los gravámenes asociados a este, es decir, el impuesto eléctrico y el impuesto sobre el valor añadido (IVA). El resto de conceptos no se ven generalmente afectados de modo alguno. Únicamente, en el caso de las placas de energía solar para autoconsumo desconectadas a la red eléctrica, evitaríamos todo tipo de factura a terceros, puesto que generaríamos la energía que fuéramos a necesitar.

Lo que sí hay que destacar es que, en el caso de excedente de energía producida, el importe de energía consumida al mes se podría quedar a cero, pero en ningún caso, se puede obtener un saldo negativo o guardar para compensar los consumos del mes siguiente.

Ahorro desde el primer día

Pero en cualquiera de los casos, el ahorro con la instalación de paneles de energía solar fotovoltaica es considerable, y puede llegar al 40-60%. Esto, traducido en euros, puede aproximarse a unos 700 euros de ahorro anuales. Evidentemente, variará según varios factores, desde la ubicación geográfica de la vivienda y de las placas de energía solar, hasta la calidad de los paneles y su mantenimiento. Pero en términos generales, el ahorro es importante, lo que se traduce en una recuperación de la inversión realizada en 6-8 años. Los factores que harán variar el ahorro son principalmente los siguientes:

  • Aprovechar la producción de energía solar. El periodo de mayor generación fotovoltaica dura de 9:00 a 17:00, por lo que habrá que tener en cuenta que es durante esas horas cuando más se debe consumir. La utilización de programadores de consumo puede ayudar en este sentido, permitiendo limitar el funcionamiento de termoeléctricos, bombas y otros equipos a dicho periodo.
  • Tarifa eléctrica contratada. Para lograr aún un mayor ahorro es conveniente que el resto de la energía que no se puede suplir con fotovoltaica sea lo más barata posible, por ello es conveniente analizar la posibilidad de contratar una tarifa con discriminación horaria que permita pagar menos durante las horas nocturnas, ya que el consumo durante el día quedará prácticamente cubierto por la instalación fotovoltaica.
  • Mantenimiento preventivo. Una de las características de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico es que prácticamente no requieren mantenimiento, además, el mantenimiento es relativamente sencillo. Pero hay que recordar que un buen mantenimiento hará que sean más rentables. Por ejemplo, simplemente con limpiar los paneles periódicamente éstos pueden aumentar la producción de energía hasta en un 10%.
  • Calidad de los equipos Lo barato sale caro. Por ello, en este caso en Solideo recomendamos siempre optar por la calidad. Si bien la utilización de equipos de menor calidad puede reducir el periodo de recuperación de la inversión, también nos expone al riesgo de que fallen mucho antes de lo que deberían, saliendo a la larga más caros. Su rendimiento también será menor y tienden a degradarse más rápidamente, lo cual se traduce en menores ahorros al final de la vida útil de la instalación (25 años).

Ahorrar energía eléctrica desde casa

Pero como decíamos antes, lo más importante para saber cuánto vamos a ahorrar a veces está en los pequeños detalles, en las cosas que se pueden hacen por uno mismo y en casa. Es decir, ¿cómo ahorrar energía eléctrica en casa?

En otras ocasiones ya te hemos contado algunos trucos para ahorrar energía, pero aquí vamos a recordarte algunos de ellos y a desvelar nuevos. Consejos para ahorrar energía en casa que nos proporcionará con éxito el reducir el gasto doméstico con acciones destinadas a no desperdiciar energía. Trucos eficaces desde un punto de vista energético.

Porque, además, reduciendo nuestro consumo energético disminuiremos nuestro impacto medioambiental, y lo más importante, ahorraremos en la factura de la luz.

  • Desenfuchar los aparatos en stand-by. Es el denominado consumo silencioso. Son gastos de los aparatos en stand-by que no percibimos, pero están ahí. Desenchufar directamente de la red eléctrica todo lo que se queda en stand-by, en media, significa ahorrar aproximadamente un 10% de todo lo que consumes. Se estipula que con un consumo medio de 3.500 kWh/año, nos ahorramos unos 52 euros.
  • Sustituye las bombillas por luces LED. El ahorro es considerable, pues está demostrado que tanto las LED, como las bombillas de bajo consumo, pueden suponer hasta un 80% de ahorro en comparación a la bombilla tradicional.
  • Mantén tu vivienda bien aislada del frío y del calor y no abuses de la calefacción ni del aire acondicionado. Y no olvides usar el termostato. Es sabido que la calefacción y el aire acondicionado son dos de los grandes consumidores de energía de los hogares. Hacer un uso consciente de ellos nos hará ahorrar a final de mes. No quieras ir dentro de casa en camiseta de manga corta en invierno, y con jersey en verano. Mantén una temperatura estable de 21ºC. Y recuerda, por cada grado más que incremente la calefacción supone un incremento económico del 7% en el consumo.
  • Cámbiate a los electrodomésticos A+++. Consume mucho menos energía que los convencionales y cada vez están más al alcance de todos los bolsillos. En el caso de las neveras, por ejemplo, la diferencia es abismal. Las de hace una década consumen muchísimo más que las actuales. De hecho, los modelos actuales de frigoríficos son más un 40% más eficaces que los del 2001.
  • Usa la tecnología, usa la domótica. El uso inteligente de los electrodomésticos y de la luz en casa, gracias a la domótica, puede proporcionarnos hasta un 30% de ahorro energético.
  • Pásate a la energía solar. Evidentemente, el ahorro más importante que puedes hacer es la instalación de placas de energía solar fotovoltaica, porque con el autoconsumo conseguirás ver reducida la factura de la luz desde el primer momento.

Aplicando todos estos pequeños cambios de hábitos y consumos, el ahorro en la factura de la luz puede ser de más de 1.500 euros anuales. Así que está en tus manos y lo notará tu bolsillo. 

Solideo tiene el compromiso de destinar el 1% de sus beneficios en ONGs y Fundaciones que se dedican a la limpieza de los océanos. Porque forma parte de nuestro ADN, hacer todo aquello que está en nuestras manos, para dejar un planeta mejor a nuestros hijos.

WhatsApp: 648 693 387 | Teléfono: 933 991 644 | Email: info@solideo.es

(pulsa sobre el número de telefono o email para contacto)  


Solideo, forma parta de la asociación UNEF, que tiene por objetivo impulsar la tecnología y la innovación para un mundo más sostenible

Síguenos. Únete a nosotros