Cuánto Cuesta Poner Placas Solares en una Vivienda

29.04.2020

En la actualidad, cada vez hay más familias interesadas en las energías renovables, tanto por motivos de conciencia medioambiental, como por motivos económicos. Y es que muchos son los que buscan vías para poder contribuir al cuidado del medioambiente y, sobre todo, para poder ahorrar cada final de mes en la factura de la luz. La instalación de paneles solares en la vivienda habitual, o en las segundas residencias, es una de las mejores alternativas a todas estas necesidades y objetivos.

La irradiación solar es una fuente libre, gratuita e inagotable de energía y en un país como el nuestro, con tantas horas de sol, se puede y se debe aprovechar. La energía solar, además, es una energía limpia, libre de contaminantes, una de las mejores alternativas para contrarrestar las emisiones de CO2, los gases de efecto invernadero y otros contaminantes producidos por otras energías que utilizan combustibles fósiles, como el gas, el petróleo o el carbón. 

¿Cómo funcionan las placas solares?

La producción de energía solar no requiere, además, de complejas instalaciones, por lo que cada familia puede instalar su propia instalación en su vivienda para el autoconsumo. Para ello, solo es necesario una instalación de placas fotovoltaicas o paneles solares, que capten la energía procedente del sol y que la conviertan en electricidad.

Las placas solares son dispositivos tecnológicos que aprovechan la radiación solar que, unidos a un inversor, convierten la luz solar en energía consumible de manera doméstica, principalmente en electricidad. Son dispositivos relativamente sencillos, que no requiere de un complejo mantenimiento, formados por celdas fotovoltaicas fabricadas con materiales semiconductores, como el arseniuro de galio o el silicio cristalino, que convierten la energía solar en energía eléctrica. Esta transformación se produce gracias al denominado efecto fotovoltaico. La cantidad de energía solar transformada es directamente proporcional al tamaño del módulo o de las placas fotovoltaicas con lo que, a más placas solares, se genera más energía.

Básicamente existen dos tipos de instalaciones de placas fotovoltaicas: las de autoconsumo conectadas a la red eléctrica; y las instalaciones de autoconsumo aisladas.

En el caso de las primeras, el usuario sigue conectado a la red eléctrica, pero al mismo tiempo produce su propia energía mediante su instalación de paneles solares. Esto permite disponer de electricidad siempre, es decir, aunque las placas solares no produzcan energía, ya sea por falta de irradiación solar o por que se haya gastado más de lo que se produce, el usuario dispondrá de electricidad para su consumo. Con este sistema, en caso de producir con las placas solares más energía de la que se consume, este excedente se vierte a la red eléctrica, por lo que en ningún caso se malgasta.

En el caso de las instalaciones de autoconsumo aisladas, el consumidor está totalmente desconectado de la red eléctrica y utiliza únicamente la energía que sus placas solares son capaces de producir. Este tipo de instalaciones suelen venir acompañadas por un conjunto de baterías donde poder almacenar los excedentes, que son utilizados en momentos en los que se gaste más de lo que se produce. Suelen ser instalaciones muy útiles en viviendas muy aisladas, aquellas que nunca han tenido conexión a la red eléctrica, así como en autocaravanas o incluso para sistemas de riego, en piscinas, etc.  

Primeros pasos para instalar las placas solares 

La instalación y el mantenimiento de las instalaciones fotovoltaicas es además bastante sencilla. Antes de nada, el usuario debe ponerse en contacto con empresas especializadas para que le orienten y asesoren. En Solideo podrás solicitar un presupuesto ajustado a tus necesidades y a tu bolsillo.

Para saber qué tipo de instalación se debe colocar, se mirarán diversos factores, como por ejemplo los siguientes:

  • Qué dimensiones tiene la vivienda y/o la superficie donde irán colocadas las placas fotovoltaicas.
  • Qué características tiene la zona donde irán instaladas, es decir, la inclinación del tejado, el tipo de vivienda que es, la orientación, la ubicación del edificio, etcétera.
  • El consumo eléctrico y potencia contratada actuales.
  • El tipo de calefacción y el cálculo aproximado del gasto eléctrico anual.

Con estos datos, la empresa instaladora será capaz de ofrecer la mejor instalación en cada caso. En Solideo nos encargamos de todo, incluido la solicitud de los permisos correspondientes y, sobre todo, nos encargamos de informar al cliente sobre las subvenciones y beneficios fiscales de la instalación de placas fotovoltaicas para el autoconsumo.

Por ello, en Solideo creemos que es importante ofrecer asesoramiento energético desde que realizamos el presupuesto y el diseño de soluciones a medida de cada usuario, hasta la gestión de la energía, incluyendo además el asesoramiento en la compra, las medidas de ahorro o el control y la auditoría de la facturación.

Porque a partir de la instalación de las placas de energía solar, el usuario verá reflejado cada mes en la factura de la luz el ahorro conseguido por el autoconsumo. Verá cómo le afecta a su bolsillo y sabrá que cada día también está aportando a la conservación del medioambiente. 

¿Cómo se instalan las placas solares en una vivienda? 

La instalación de placas fotovoltaicas se puede realizar en cualquier superficie libre de sombras, ya sea en un tejado, en una terraza o en un solar. Es recomendable que esta superficie sea superior a 20 m2., una superficie que realmente noes demasiado excesiva, por lo que esto hace que prácticamente en cualquier vivienda sea posible su instalación.

Recordemos que las instalaciones fotovoltaicas están formadas por diferentes componentes que se deben instalar:

  • Los paneles fotovoltaicos. Generalmente se instalarán en el tejado de la vivienda.
  • El inversor solar y el regulador de carga. Es un equipo no demasiado grande, que deja la energía eléctrica generada por los paneles fotovoltaicos lista para ser utilizada en tu casa (convirtiendo la corriente continua a corriente alterna).
  • Sistema de monitorización. Es el sistema informático encargado de enviar la información del estado de la instalación y de la generación de energía a tu teléfono móvil y al Centro de Control. En Solideo también vigilamos que tu sistema esté funcionando correctamente, y lo hacemos mediante este sistema que monitoriza el funcionamiento de la instalación.
  • Un contador bidireccional. Ya instalado en la vivienda, contabiliza la electricidad que se consume en la casa de la compañía eléctrica y, a partir de ahora, contabilizará la electricidad sobrante, que la se inyecta a la red de la compañía.
  • Baterías (en caso de las instalaciones de autoconsumo no conectadas a la red eléctrica).

Lo más recomendable para instalar estos dispositivos es contactar con especialistas y empresas instaladoras. En Solideo nos encargamos de absolutamente todos los pasos, para dejar instaladas las placas de energía solar y en funcionamiento.

Pero el día clave es cuando se instalan las placas. Generalmente, la instalación puede durar entre 1 y 3 días, dependiendo de la complejidad del diseño y del tipo de superficie donde se instalarán las placas.

Los técnicos normalmente comienzan por la preparación de su terreno para garantizar que la instalación solar se fija correctamente al techo, en caso de que la instalación sea en el tejado. Después de eso se realiza el cableado eléctrico, que se conecta al sistema de alimentación general y al cuadro eléctrico de la vivienda. Una vez acabado el cableado eléctrico, se instalan las estructuras sobre las que se colocan los paneles de energía solar. Por último, se instala el inversor, que se conecta a los paneles solares para convertir la energía que producen en corriente continua a corriente alterna, así como el sistema de monitorización, que mantendrá conectada la instalación a su dispositivo móvil y a nuestras oficinas, para un control remoto del funcionamiento de la instalación. 

¿Puedo tener placas solares en mi casa?

En no pocas ocasiones, los usuarios se preguntan si realmente su vivienda es candidata para tener una instalación de placas solares. Es decir, se preguntan si en su casa pueden o no instalar placas solares. También se cuestionan si la ley les permitirá o no colocar este tipo de instalaciones. La respuesta a esta última pregunta es rotundamente que sí. No hay ningún tipo de legislación a nivel estatal que impida, prohíba o multe por la instalación de placas solares en las viviendas de particulares. Sin embargo, ello no quiere decir que no haya que tener en cuenta las normativas locales, al contrario, cada municipio puede tener su propia legislación al respecto. Por ejemplo, hay algunas zonas de interés turístico del país en las que no es posible instalar placas solares en los tejados porque dañaría la imagen y la estética del entorno.

Este tipo de requisitos y otros de tipo legal son los que en Solideo controlamos y, en cada caso, explicamos y asesoramos a nuestros clientes para que puedan elegir su mejor opción.

A nivel técnico, también hemos avanzado en este post que no se necesitan grandes requisitos para poder instalar este tipo de sistemas de generación de energía verde, pero sí hay que tener en cuenta algunos parámetros. Simplemente, deben cumplirse varios requisitos básicos, que aquí repasamos:

  • Disponer en el edificio o en la propiedad de una superficie de más de 20 m2.
  • Que la zona tenga el máximo de exposición a la luz solar y esté libre de sombras. Por ello es recomendable la instalación de las placas solares en tejados, cubiertas y terrazas de edificios. En el hipotético caso de que la azotea de la vivienda no sea apta para instalar placas solares, siempre se puede realizar la instalación en un terreno disponible en la propiedad, siempre y cuando cumpla con los requisitos.
  • Las condiciones óptimas se producen cuando las placas solares fotovoltaicas se colocan orientados al Sur y con una inclinación de 30º aproximadamente.
  • El tejado ha de estar en buenas condiciones. ya que la vida útil de los paneles solares es de 25 años o más. Por ello es conveniente que el tejado y la zona donde se van a instalar estén en condiciones perfectas y no presente desperfectos ocasionados por el paso del tiempo o las inclemencias meteorológicas. De hecho, en muchas ocasiones se recomienda realizar un retechado previo a la instalación de energía solar.
  • Los paneles solares fotovoltaicos son compatibles con prácticamente todos los tipos de tejas: de madera, hormigón, material compuesto, alquitrán, grava, pizarra y metal. Las tejas de arcilla, madera y pizarra son menos resistentes y por tanto más propensas a la rotura. Para evitar esto, lo más recomendable es contratar a un instalador de placas solares experimentado y de garantías como los que tenemos en Solideo.

En función de dónde instalemos las placas de energía solar, también podremos rentabilizar más o menos la instalación, y la inversión. Es decir, una instalación de placas de energía solar será más rentable en una ubicación que en otra. Para entrar más en detalle, repasemos diversos factores que hay que tener en cuenta:

  • La orientación del panel solar. Los paneles solares orientados al Sur producen un 54% más de energía que los orientados al Norte. Por lo que serán más rentables.
  • La inclinación del panel solar. Los paneles solares con orientaciones cercanas a los 36º producen más energía que los de menor inclinación, por ello se recomienda siempre una inclinación mínima del 30%.
  • Situación geográfica de la vivienda. La irradiación solar en el Sur de España es un 27% mayor que en el Norte. Por lo que este tipo de instalaciones rinden más en las zonas del Sur del país.

Superficie del tejado o de la cubierta. Las placas solares ocupan aproximadamente 2 metros cuadrados por panel, por lo que debemos disponer de este espacio. Por ello recomendábamos antes la necesidad de disponer de un mínimo de 20 m2 de superficie para colocar las placas.

Precios de placas solares para una vivienda

El presupuesto de la instalación de paneles solares puede variar mucho según diversos factores, como los que hemos ido repasando anteriormente. Lo que está claro es que la evolución de estos sistemas y la alta competencia del sector, han hecho que el precio de este tipo sistemas haya bajado los últimos 10 años más de un 80%, permitiendo a la energía solar convertirse en una alternativa viable para todo tipo de viviendas. Se podría decir, que se ha democratizado la energía solar de autoconsumo, pues está al alcance de cada vez más bolsillos.

En la actualidad, el precio de una instalación fotovoltaica para una vivienda unifamiliar puede rondar entre 0.8€ y 1,4 euros por kWh de consumo anual. Esto supone que, para una vivienda con un consumo anual de 6.000 kWh al año, el precio de la instalación rondará entre los 4.000 y 7.000 euros. Esta diferencia de precio dependerá principalmente de la calidad de los componentes instalados, así como del proceso de instalación. También puede variar, en función de los metros cuadrados de placas que se instalen y las características de la propia instalación.

De hecho, el precio final de la instalación de placas solares para una vivienda unifamiliar viene determinado principalmente por el precio de los paneles solares y el inversor solar. Estos gastos suponen alrededor de un 75% del precio total de la instalación, mientras que la mano de obra, los contadores, el sistema de monitorización, el cableado y los permisos pueden rondar unos 1.200 euros más. El presupuesto destinado a los paneles solares será de entre 150 euros y 250 euros por panel aproximadamente, mientras que el inversor solar oscila entre los 700 euros y 1.600 euros, siendo necesario únicamente uno por instalación.

Sin embargo, aunque la instalación de paneles solares pueda suponer un desembolso inicial importante, desde el mismo momento en que están instalados se comienzan a amortizar mediante el ahorro en electricidad y gas natural a final de mes, y no solo eso, también se disponen de importantes bonificaciones fiscales que hacen cada vez más atractivas este tipo de instalaciones.

Por ejemplo, para las viviendas unifamiliares que deciden instalarse un sistema de autoconsumo fotovoltaico, la reducción sobre el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) puede llegar a ser del 50% durante hasta 5 años (dependiendo del municipio donde está ubicada la vivienda). Ello puede llegar a representar un ahorro de entre 1.000 euros a 2.500 euros.

Por otro lado, la suma de la reducción de consumo eléctrico gracias a la autogeneración eléctrica, es decir, al autoconsumo, que puede ir de 50 euros a 300 euros al mes en una vivienda unifamiliar. Este ahorro, juntamente con la bonificación del IBI, resulta que la inversión de la instalación queda absolutamente recuperada en poco menos de 5 años, en la gran mayoría de los casos.Para que queden claros estosdatos,analicemos el caso de una casa unifamiliar de 200m2, con 2 plantas y piscina y una factura de electricidad de 120 euros/mes. Para esta vivienda harían una inversión inicial de instalación fotovoltaica de 6.500 euros y cada mes ahorrarían 70 euros, sin tener en cuenta la bonificación del IBI.

Si a esto le unimos que la instalación de placas de energía solar fotovoltaica para el autoconsumo tiene una garantía de 25 años, solo cabe deducir que queda totalmente "auto pagada". Es decir, sin duda, es una inversión altamente rentable.

La apuesta por el autoconsumo mediante energía solar no solo es rentable económicamente hablando, también es una inversión de futuro para nuestro planeta, puesto que es una energía verde, que no contamina y que ayuda a la reducción de la emisión de gases invernadero, y, por tanto, a que todos podamos respirar un aire más puro, y eso, no tiene precio.

Entradas Relacionadas: