Solideo



Los pros y contras de desconectarse de la red eléctrica y utilizar solamente la energía fotovoltaica como fuente única de electricidad

Sacar tu hogar de la red eléctrica pública gracias a la instalación de un sistema de energía solar fotovoltaico de autoconsumo con almacenamiento energético de baterías nunca ha sido tan asequible y atractivo como hoy. Incluso los propietarios de viviendas urbanas con una conexión existente en la red eléctrica están considerando y evaluando la idea de volverse totalmente autosuficientes energéticamente. Si retrocedemos hasta hace solo cinco años, desconectarse de la red era una completa utopía y muy pocas personas consideraban tener casas desconectadas a no ser que la red, por desgracia, no llegara a su hogar.

¿Qué ha cambiado? ¿Cuáles son los beneficios de permanecer en la red? ¿Por qué las casas se desconectan de la red?

Por qué los hogares están considerando desconectarse de la red

Hay varias razones por las que tantos hogares están pensando en vivir sin conexión a la red eléctrica. Las principales son:

 

  • La energía solar ya es muy asequible, lo que la convierte en una forma rentable para que los hogares generen al menos una parte de su propia electricidad. Las instalaciones fotovoltaicas se están instalando de forma masiva en toda España. La eliminación del impuesto al Sol ha marcado, también sin duda, un antes y un después en el autoconsumo fotovoltaico.
  • Los costos de almacenamiento energético con baterías están bajando muy rápidamente. La tecnología de litio está avanzando a marchas forzadas gracias al fuerte impulso del coche eléctrico, de los teléfonos móviles, patines o bicis eléctricas, drones, etc. Todos estos productos no tienen ningún sentido ni cabida sin una tecnología de batería asequible, y, por tanto, detrás de este boom de nuevos productos ha habido un fuerte desarrollo de su componente más vital: la batería de litio.
  • Los precios de la electricidad han aumentado debido a una variedad de factores, incluido el aumento del precio mayorista de la electricidad y los costos de infraestructura de la red. En España el incremento de la energía eléctrica durante los últimos 5 años ha sido vertiginoso.
  • La energía solar para autoconsumo ya es una realidad. Una parte de la energía que consumimos de la red eléctrica se genera con energía solar, pero la eficiencia de generar la energía en el mismo lugar donde se consume lo cambia todo. El transporte energético desde los campos de producción solar de las grandes compañías energéticas hasta nuestra casa tiene un coste asociado: el mantenimiento de miles de kilómetros de infraestructura, las pérdidas del transporte de energía por los cables, sin hablar del coste medioambiental y visual o paisajístico. El concepto de autoconsumo rompe con el paradigma de requerir de una red compleja y distribuida de transporte de energía, eliminando sus ineficiencias y sobrecostes que no aportan valor al cliente final.
  • Y finalmente, un sentimiento de animadversión contra las grandes empresas eléctricas, las cuales parece que fijan los precios de la energía a su antojo, maltratan a los clientes con una atención nefasta, son especialistas en las llamadas “puertas giratorias”, etc, etc.

¿Estás pensando en desconectarte de la red? Ten en cuenta estos puntos. Desafortunadamente, también hay desventajas.

Dado los anteriores puntos, parecería que desconectarse de la red sería casi una decisión sensata y totalmente viable o, al menos, lo suficientemente cerca de ser rentable y atractiva. Pero, ¿la promesa resiste un mayor escrutinio? Hemos resumido algunos de los puntos clave que nos deben hacer pensar si nos vale o no la pena desconectarnos de la red eléctrica:

  • Considera los beneficios: Sí, la energía solar es más asequible que nunca, con periodos de amortización de la inversión de tan solo 3-5 años. Los precios de los sistemas de baterías, por otro lado, siguen siendo un poco altos y las baterías aún no siempre tienen el sentido perfecto de inversión como sí lo tiene un instalación de autoconsumo fotovoltaico sin baterías. Los precios de las baterías para el hogar solo recientemente han bajado lo suficiente como para ofrecer períodos de recuperación más cortos que los períodos de garantía (generalmente alrededor de 10 años).
  • Limitaciones de espacio en el techo: el tamaño de su techo (sin sombra) es un factor determinante de gran importancia en cuanto a si una casa podrá o no desconectarse de la red. Muchas casas suburbanas simplemente no tienen el espacio en el techo para colocar suficientes paneles solares para desconectarse completamente de la red. Saber si el área útil es suficiente o no, lo puede descubrir con una visita y estudio energético de Solideo en un proceso típico de oferta económica que llevamos a cabo de forma totalmente gratuita para nuestros clientes.
  • Generación de energía de respaldo: para desconectarse de la red con energía solar y baterías, generalmente necesitaremos un sistema que brinde de manera fiable 3-4 días de “autonomía energética” para superar períodos de clima inclemente o un uso de energía superior al promedio. Como regla general, esto significa aproximadamente 3-5 veces más capacidad solar y de baterías de la que necesitaríamos para lograr un día de autonomía, incluso si esa capacidad excedente rara vez se utiliza. Un generador diesel es otra opción, pero el combustible puede ser caro y el ruido que hace un generador podría molestar a los vecinos (o a nuestra propia familia) o ir en contra de la normativa del ayuntamiento.
  • Cambios en tu estilo de vida: tu sistema generalmente se dimensionará de acuerdo con las necesidades energéticas en el momento de hacer la instalación; la incorporación de un miembro de la familia o un cambio en el horario de trabajo podría alterar la forma en que consumes energía durante el día, lo que posiblemente requiera una actualización del sistema.
  • Costos continuos: dado que serás el propietario del equipo, tendrás la responsabilidad financiera del mantenimiento de tus equipos y los reemplazos de componentes. Si tienes un generador, también tendrá que pagar el combustible. Cuando se utiliza la red eléctrica como respaldo de nuestro sistema de autoconsumo, el mantenimiento de la infraestructura de respaldo la asume la empresa distribuidora de energía.
  • La red eléctrica admite una inyección de excedentes infinita de la energía generada por nuestro sistema. Si nosotros no utilizamos nuestra energía, no solo la compañía eléctrica nos la tiene que remunerar sino que, desde el punto de vista medioambiental, esta energía verde la podrá consumir, por ejemplo, un vecino mío conectado a la red. En cambio, con un sistema aislado con baterías, la reutilización de los excedentes se limita a la capacidad máxima de nuestras baterías.

Conectado a la red con baterías: ¿lo mejor de ambos mundos?

La independencia energética no tiene que ser una elección en blanco y negro entre la confianza total en la red y la autosuficiencia total. De hecho, la mayoría de los hogares que instalan un sistema fotovoltaico de autoconsumo con baterías mantienen su conexión a la red para evitar algunas de las complicaciones descritas anteriormente.

Para dividirlo en términos simples, tendremos siempre cuatro opciones:

  • 100% de confianza en la red: mantenerse conectado a la red sin energía solar ni baterías;
  • Dependencia parcial de la red/autosuficiencia parcial: mantenerse conectado a la red pero con energía solar sin baterías para ayudarte a satisfacer la mayoría de tus necesidades energéticas diarias;
  • Baja dependencia parcial de la red/alta autosuficiencia parcial: mantenerse conectado a la red pero con energía solar y baterías para satisfacer la totalidad de tus necesidades energéticas diarias excepto en situaciones climáticas anómalas.
  • Autosuficiencia total: cortar completamente los lazos con la red y atender tus propias necesidades energéticas con suficiente capacidad solar, de baterías y de posibles generadores auxiliares para superar cualquier contingencia.

Elegir la opción 2 y 3 permite una gran flexibilidad en términos de decidir cuánta autosuficiencia energética te gustaría tener o puedes pagar. A partir de una instalación inicial, se puede aumentar fácilmente la capacidad o autonomía del sistema: una instalación fotovoltaica más grande con más baterías. Incluso es factible ser casi 100% autosuficiente en energía y al mismo tiempo tener la red a mano como fuente de energía “de respaldo”.

¿Y cuando mi casa está “aislada” y no llega la red eléctrica?

En este caso, sin duda, tu familia y tu estáis de enhorabuena. La tecnología actual ya permite, a día de hoy, una solución sencilla, rápida de instalar y económicamente asequible para la mayoría de bolsillos de las familias españolas. En Solideo, estamos montando docenas de instalaciones fotovoltaicas en casas aisladas donde la energía eléctrica no llega y les aportamos una solución que les permite disfrutar del máximo confort de su casa aislada. Además la financiación de este tipo de instalaciones es rápida y sencilla: nosotros mismos gestionamos todo el proceso por ti. 

Los beneficios de permanecer conectado a la red: una perspectiva social

Los sistemas de energía eléctrica en todo el mundo están experimentando, por fin, un cambio de proporciones masivas, con millones de generadores de pequeña escala, sobre todo hogares y empresas, que producen y consumen su energía. En esta transformación, existen tanto desafíos como oportunidades. Las perspectivas más sociales del consumo energético consideran que, pese a las ganas que nos puede dar desconectarnos de la red, no es una buena idea desde el punto de vista más social: si todos los hogares que puedan instalarse un sistema fotovoltaico de autoconsumo optan por dejar la red de forma masiva, los que no puedan permitírselo al vivir en viviendas más pequeñas y plurifamiliares, que coincide además con usuarios con rentas más bajas, deberán pagar en su factura de la luz los costes de la infraestructura de la red de las compañías eléctricas (en gran medida independientemente del número de usuarios). De esto podemos estar seguros: siempre buscarán el precio de la factura de la luz que les permite seguir siendo rentables. Esta situación, por tanto, agravará las diferencias sociales y la pérdida de la competitividad de empresas más pequeñas con negocios asociados al uso intensivo de energía.

Confía en Solideo para instalar tu sistema fotovoltaico. Conocimientos técnicos y experiencia profesional avalan nuestros equipos profesional y tecnología. No dudes en contactar con nosotros >>

En SOLIDEO utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y personalizar y analizar su navegación. Puede autorizar o rechazar el uso de cookies pulsando los botones ACEPTAR o RECHAZAR según considere oportuno.   
Privacidad
Abrir chat