Diferencias entre baterías en corriente alterna y continua en placas solares

Venimos de una pandemia y atravesamos conflictos bélicos que provocan mucha inestabilidad en los mercados y en la economía: precios disparados, problemas de abastecimiento, etc. Al menos, estas lamentables circunstancias han ayudado a muchas personas a hacer el paso a la energía de autoconsumo con la instalación de placas fotovoltaicas, para depender al mínimo de los factores externos. Para ser aún más autosuficientes, es básica la incorporación de baterías en tu instalación, para poder quedarte con el máximo de la energía autogenerada. En este artículo explicaremos las ventajas y diferencias entre las baterías en corriente alterna y continua, los dos tipos de baterías que podemos instalarnos en casa.

Las baterías representan el próximo paso hacia la independencia de la red eléctrica. Expanden las capacidades de los paneles solares durante todo el día al permitir almacenar y usar los excedentes de energía solar, tanto de día como de noche. A nivel de titular, los especialistas hablamos de las «24 horas de energía solar gracias al uso de baterías»

 

Las baterías de litio cada vez tienen precios más competitivos y, sumado a los últimos aumentos del precio de la luz (entrada en vigor de la tarifa TD2.0), hace que comprar una batería para la instalación fotovoltaica tenga un retorno de la inversión muy rápido y atractivo. Es por eso, que muchas personas dan el paso a la instalación de placas solares fotovoltaicas, con baterías, para ser autosuficientes energéticamente, sin depender de ningún factor externo y ahorrar mucho dinero a lo largo del año, a la vez que ayudan al planeta con una energía sostenible. 

Diferencias entre baterías en corriente alterna y continua

Las baterías son el mejor complemento para una instalación fotovoltaica porque permiten aprovechar la energía de tus placas solares durante todo el día y ahorrar aún más dinero.
Con la situación actual, cada vez es más fácil y rentable
hacerse con una

Las baterías son las mejores aliadas del propietario, ya que permiten almacenar la energía autogenerada para usarla cuando sea necesario. De otro modo, la energía de nuestras placas la tenemos que verter a la red eléctrica pública y venderla a un precio inferior al que la compramos.

 

Las baterías son la solución definitiva a largo plazo que recomendamos con el objetivo de completar tu instalación y tener el máximo de independencia y autosuficiencia. Hoy, explicaremos por qué las baterías que ofrece Solideo son la mejor opción y detallaremos cuáles son las ventajas y diferencias entre baterías de corriente alterna y continua para placas solares.

 Ayudas para instalarse baterías con Fondos Next Generation

Antes de entrar en las diferencias entre baterías, recordamos una de las otras virtudes de las baterías fijas. Además de los beneficios que te aportará a nivel de rendimiento y ahorro en tu instalación fotovoltaica, existen ayudas y subvenciones para abaratar la adquisición de baterías fijas para placas solares. Concretamente, hablamos de los Fondos europeos Next Generation.

Las ayudas están destinadas a empresas y particulares hasta finales de 2023 en materia de energía de autoconsumo fotovoltaica, entre otras. A una instalación particular a la que se le incorporan baterías, ésta tendrá una subvención extra que irá entre 140 a 490 €/kWh (kilo Watio Hora, la unidad que se utiliza para dimensionar las baterías).

Las subvenciones se enmarcan en el plan de descarbonizar la economía e impulsar el autoconsumo energético renovable. El gobierno aprobó conceder ayudas por valor de 660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones de euros. Del total, hasta 900 millones irán a las instalaciones de autoconsumo; 220 millones de euros, al almacenamiento en baterías; y 200 millones de euros a la climatización con energías renovables, como los sistemas de aerotermia que también ofrece Solideo.

 ¿Qué diferencias hay entre baterías en corriente alterna y corriente continua?

Baterías de corriente continua

Las baterías acopladas en corriente continua fueron las primeras soluciones para instalaciones residenciales que salieron al mercado. Se caracterizan por estar conectadas directamente a un inversor central llamado “híbrido” el cual tiene tres funciones:

  1. Utilizar la energía de los paneles solares para suministrar electricidad a nuestra casa
  2. Poder cargar la batería conectada a él para almacenar los excedentes fotovoltaicos
  3. Drenar energía de la batería a nuestra casa cuando nuestros paneles fotovoltaicos no produzcan

Baterías de corriente alterna

Estas baterías de corriente alterna se caracterizan por estar totalmente independizadas del inversor, funcionando autónomamente con su propia inteligencia. La batería se conecta al cuadro general de la casa como si fuera otro electrodoméstico más, pero con la particularidad de que es capaz de detectar cuando tenemos excedentes fotovoltaicos, momento en el cual pone a cargarse aprovechando al máximo la energía de nuestra planta solar. 

Puede optimizar la energía almacenada y actuar como un electrodoméstico más (totalmente independiente de la instalación fotovoltaica) porque la transformación de la energía captada con las placas solares ya entra en la batería como corriente alterna, la que necesitamos para hacer funcionar nuestros electrodomésticos

Diferencias entre baterías en corriente alterna y continua

Cuando detecta que la instalación fotovoltaica ya no genera electricidad y opcionalmente evaluando la idoneidad del momento gracias a conocer la tarifa de la luz en que estamos suscritos, la batería de corriente alterna empezará a drenar electricidad desde la batería hacia nuestra casa, evitando de este modo, tener que consumir energía de la red aunque ya no haga sol. 

Ofrecemos soluciones personalizadas para cada caso y nos encargamos de todo el proceso de instalación. 

¡Consume y produce con eficiencia!

Ventajas de las baterías en corriente alterna respecto a las de continua 

Las baterías acopladas en corriente alterna tienen muchas ventajas en comparación a sus antecesoras, las de corriente continua. Seguidamente, justificaremos porque en Solideo vemos a la última generación como la solución ideal para nuestras casas y porque no recomendamos en ningún caso la compra de baterías de corriente continua:

1. Instalación a posteriori

A diferencia de las baterías de corriente continua, las de corriente alterna pueden instalarse después de la instalación de tu sistema de placas solares, la opción que recomendamos. Las de continua no se podrán incorporar a una instalación fotovoltaica ya existente, a no ser que se haya hecho la inversión de un inversor híbrido, a priori, que no aprovecharemos al máximo desde el primer día.
 

Aconsejamos instalarse siempre la batería después de las placas solares porque es muy necesaria una etapa temporal (2-6 meses) previa para que el usuario pueda conocer y analizar lo que puede ahorrar con sus sistemas de autoconsumo fotovoltaico. Así,  podrá adaptar sus hábitos de consumo y, finalmente, adquirir una batería a medida con sus necesidades. Es en este periodo cuando, como ya explicamos en otro artículo, crece la importancia de las baterías virtuales.

A este tipo de aproximación donde llevamos a cabo la instalación a posteriori de la batería en muchos foros se le llama “hacer un retrofit de la instalación”.

2. Instalación ampliable

Las baterías en corriente alterna la misma tecnología de conexión a la red eléctrica que los microinversores, por eso permiten que la red fotovoltaica a la que pertenecen pueda ampliarse fácilmente (¿Cómo ampliar una instalación fotovoltaica?). Por lo contrario, a los sistemas con un inversor central híbrido y baterías en corriente continua les es imposible realizar ampliaciones de la instalación en cuanto a más placas fotovoltaicas, ya que la potencia máxima del inversor es limitada y no se podrá procesar la energía de los nuevos paneles ni la introducción de un aumento generoso de la batería. 

Insistimos tanto en esta ampliación de nuestra red de autoconsumo porque los datos apuntan a que nuestras necesidades eléctricas no pararán de crecer en un futuro inmediato y necesitaremos más energía, más placas. Hablamos, entre otros incentivos, de:

  • Asentamiento del coche eléctrico
  • Climatización y agua caliente a través de electricidad 
 

Es indudable que el nivel de electrificación de nuestros hábitos diarios se multiplicará los próximos años. El coche eléctrico hará multiplicar nuestras necesidades de electricidad y la electrificación de la climatización de nuestra casa, también al asumir que el gas será menos atractivo debido a que es un combustible fósil y que en Europa, cada vez más, no nos interesa utilizar gas al no disponer de este recurso natural… 

Esto implicará que nuestras instalaciones fotovoltaicas deberán crecer los próximos años si queremos que nos acompañe a las necesidades de consumo eléctrico que tendremos en el futuro. Teniendo esto claro, es totalmente erróneo utilizar soluciones técnicas que están condenadas a no poder ampliarse de forma rápida y efectiva en costes.

3. Obsolescencia 

En la misma línea, la versatilidad que ofrece un sistema basado en microinversores y baterías en corriente alterna se impone a sus antecesores. La clave es que cada dispositivo funciona de manera autónoma y se puede ampliar la instalación sin tener que toca la instalación ya realizada.

El tema está en que la industria fotovoltaica avanza muy rápido, los fabricantes producen algunos dispositivos y partes de la instalación que funcionan correctamente sólo en equipos que sacan a la venta en el mismo periodo de tiempo y son vigentes durante un tiempo corto.

 

Diferencias entre baterías en corriente alterna y continua

Actualmente, nos encontramos con inversores híbridos que sólo tienen 2 años de antigüedad y ya no son compatibles con baterías actuales. Y al revés, baterías de sólo 2 años de antigüedad que ya no son validadas para inversores actuales. Con una instalación basada en un inversor híbrido central y para una batería de continua, si un equipo no funciona y debe sustituirse, no encontraremos en el mercado el remplazo adecuada de nuestros equipo ya que las baterías o inversores que compramos ya nos estarán en el mercado y los nuevos productos del fabricante ya no serán compatibles con nuestro equipo instalado.

Desde Solideo, como es obvio, vemos esta política de compatibilidad de productos anteriores muy errónea en la cual no tienen en cuenta las necesidades del cliente final. Por lo tanto, nuestra decisión es siempre no recomendar esta solución.

4. Carga en la red eléctrica

Las baterías de corriente alterna tiene otra ventaja que las baterías de corriente continua no tienen: pueden cargarse con la energía eléctrica de la red. Y la pregunta es: ¿cuándo nos puede interesar esto? Bien, como todos sabemos, la nueva tarifa de la luz establece tres tramos: vallo, llano y punta. En algunas situaciones puede ser interesante cargar la batería en horas valle para poder descargarlas en hora punta.

5. Adaptabilidad con inversores

Hay pocas marcas que sean buenas en baterías y en inversores. Si utilizamos un inversor de una marca determinada, la batería acoplada en corriente continua será casi siempre de la misma marca. Por tanto, deberemos siempre usar la batería del fabricante del inversor. 

La batería acoplada en corriente alterna te permite contar con un fabricante para el inversor y otro fabricante para la batería, si es necesario. No requiere “casarnos” con un solo fabricante para que nuestro sistema funcione perfectamente acoplado. Podremos buscar la batería que mejor se adapte a nuestras necesidades sin obligarnos a tener en cuenta cuál es nuestra elección en cuanto a inversor.

6. Sincronización con el inversor

El modelo de microinversores y baterías en corriente alterna no necesita un funcionamiento tan perfecto y sincronizado para procesar, porque su trabajo es más autónomo, es menos frágil. En cambio, las baterías de corriente continua requieren de una perfecta sincronización con el inversor híbrido para funcionar y, a veces, esta dependencia genera problemas: actualizaciones de software del inversor, algunas configuraciones, versiones de equipos, etc. Esto puede conllevar inconvenientes de compatibilidad y es necesario contactar con el fabricante de los equipos para solucionar los fallos. 

Según nuestra experiencia, muchos fabricantes de inversores tienen un servicio post venta pésimo y esto conlleva días, semanas o incluso meses de dolores de cabeza al propietario de la instalación y al instalador. De hecho, Solideo tiene una política estricta de no trabajar con estas marcas que tenemos identificadas, ya que perjudican a que podamos dar el servicio excelente que reclaman y se merecen nuestros clientes.   

 

¿Cómo ampliar una instalación fotovoltaica?

7. Microinversores

Como hemos ido anticipando, las baterías en corriente alterna son perfectas para combinarse en un sistema donde se usan microinversores. Una instalación con microinversores solo admite baterías acopladas en corriente alterna y como que el futuro de las instalaciones fotovoltaicas es el microinversor, la batería acoplada en alterna también lo es. Por eso, las baterías en continua quedan relegadas, ya que no pueden funcionar con microinversores. El combo «batería continua» y «inversor central híbrido» está siendo desbancado por las nuevas opciones con más rendimiento, las que ofrece Solideo.


De este modo, los microinversores transforman la energía y entregan la corriente alterna directamente desde el tejado. Por lo que no tendría ningún sentido disponer de una batería de corriente continua, porque ya no dispondríamos de esta corriente continua. Los microinversores, de la mano de las baterías alternas, presentan las mejores prestaciones, entre otras:
 
  • Arquitectura distribuida moderna
  • Control a nivel de módulo fotovoltaico
  • Fácilmente ampliable
  • Monitorización altamente efectiva

Teniendo en cuentas todos estos factores, no hay ninguna duda. Desde Solideo, la apuesta para el almacenamiento de energía solar en instalaciones son las baterías acopladas en corriente alterna, por su capacidad de funcionar sin ningún tipo de dependencia, por su garantía de más de 10 años, por su calidad y por su posibilidad de adaptarse al proceso de electrificación que viviremos en los próximos años.

 

Ahora, nos sobran motivos para desvincularnos de los factores externos y ser autosuficientes energéticamente. El autoconsumo es el futuro para nuestro bolsillo y para a la sostenibilidad de nuestro planeta. 

En Solideo somos los mayores expertos para ayudarte a dar el paso:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Política de Privacidad

SOLIDEO ECO SYSTEMS, S.L. tratará sus datos de carácter personal con el fin de tramitar su consulta y ponerse en contacto con usted para dar respuesta a la solicitud de información remitida.

Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de los datos, tal y como se explica en la información adicional. Para obtener más información sobre cómo tratamos sus datos personales, puede consultar nuestra Información Adicional sobre Protección de Datos Personales.

Política de Privacidad

SOLIDEO ECO SYSTEMS, S.L. tratará sus datos de carácter personal con el fin de tramitar su consulta y ponerse en contacto con usted para dar respuesta a la solicitud de información remitida.

Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de los datos, tal y como se explica en la información adicional. Para obtener más información sobre cómo tratamos sus datos personales, puede consultar nuestra Información Adicional sobre Protección de Datos Personales.